Gastos de envío gratuitos a partir de $1,000

Cómo impacta la tecnología en padres e hijos

Índice de Contenidos

Cuando descubrí la página worldometers.info me quedé impresionada, es capaz de contar a tiempo real una gran cantidad de datos curiosos. Hay datos de población, de economía, pero uno de los que más me sorprendió fue el de “Correos electrónicos enviados hoy”, es alucinante ver a qué velocidad se incrementa el número de estos a cada segundo. Sin duda, con esto nos podemos hacer una idea de cómo internet ha entrado a ser parte fundamental en nuestro día a día.

La tecnología ahora está presente, no sólo en el trabajo, sino también en nuestra vida personal, por ejemplo, en algunos teléfonos existe una aplicación que nos muestra un análisis del uso de tu celular, por lo menos, en mi caso mi teléfono me recuerda cada vez que lo desbloqueo el tiempo que lo he estado usando y lo peor de todo, en qué lo uso. 

Te voy a mostrar el reporte de mi teléfono de la última semana, he usado el celular unas 4h al día en promedio, casi la mitad del tiempo en Redes Sociales y de éstas, la que predomina es Whatsapp, podría decir que he estado al menos 2 horas al día sociabilizando de manera virtual.

Impacto de la tecnología en los padres

Pero es que hoy en día, todo lo que queremos saber lo buscamos en internet, yo soy madre primeriza y la verdad es que, gracias a esta facilidad a la hora de buscar información, no es que me haya hecho una experta, pero sí me ha ayudado mucho a saber qué es normal y qué no. Ha sido mi acompañante en estos primeros meses, me ha respondido consultas sobre alimentación, productos, recomendaciones, etc. Y el hecho de ser madre primeriza, no ha contribuido sólo a esto, sino que, además, quiero guardar cada momento de mi bebé, crece tan rápido, que cada día parece que hace una cosa nueva y no puedo evitar no hacerle una foto o un vídeo para inmortalizar el logro obtenido. 

De mi infancia guardo una foto del día de mi bautizo y después no tengo más hasta que cumplí los 6 años. Lamentablemente no fui primera hija y en esa época, no estaba la disponibilidad de hacer tantas fotos, ni por la accesibilidad que hoy tenemos con el celular a menos de 5 metros de nosotros a cualquier instante, ni por la posibilidad de hacer fotos que queden de cualquier manera, ya que antes había que escoger el momento idóneo.

Imaginen que yo guardo esa única foto física de mis primeros 6 años en un álbum y de mi hijo tengo guardadas en la nube, aproximadamente 1,100 fotos en ocho meses.

Mi bebé me hace tan feliz que no puedo evitar no compartir con todo el mundo su sonrisa a través de las redes sociales. ¿Será que nos estamos volviendo más sociables?, o como dicen algunos, ¿estamos perdiendo el contacto?, ¿tenemos ganas de enseñar al mundo todo aquello que sentimos? O, por el contrario, ¿sólo estamos buscando una llamada de atención? 

De cualquier forma, las redes sociales se han vuelto parte de nuestro día a día, hemos perdido el contacto más cercano porque en lugar de acercarme al otro lado de la ciudad a ver a una amiga de la universidad, puedo enviarle un audio mientras cocino, saber de su vida, preocuparme por cómo está y contarle esa buena noticia que he recibido sin perder tiempo en el desplazamiento.

Creo que todo esto viene asociado al ritmo de vida actual, ¿no les pasa que sentimos la falta de tiempo constantemente? Antes podríamos decir que nuestro día se componía de trabajo, desplazamientos, dormir y nos quedaban un par de horas de ocio, pero cuando se tienen niños, ¿queda algún tiempo para nosotros?

¿Cómo afecta la tecnología a nuestro hijo?

Hay muchas discusiones acerca de este tema, sobre si es bueno que los bebés interactúen con los elementos tecnológicos o si se les debe educar fuera de ellos, al estilo tradicional.

Mi opinión, que empezó siendo más reacia al uso de estos dispositivos, ha ido evolucionado, porque precisamente estamos en eso, en una evolución, y los niños de hoy en día crecen casi con un celular en la mano. Nosotros ya vivimos una infancia diferente a la de nuestros padres, ahora les toca a ellos vivir de manera distinta, desde que nacen nos ven con una pantalla, y somos su modelo a seguir, por lo que no falta el interés en ellos para descubrirlo, lo buscan, les atrae, pero ¿por qué? Nosotros los usamos y ellos nos ven usándolos.

Algunos doctores no recomiendan el abuso de estos dispositivos en los bebés menores de dos años, pues pueden, entre cosas, provocar pérdida de atención en el futuro y desestabilizar su crecimiento natural. Sin embargo, como todo, el abuso siempre es dañino y la personalidad de cada bebé va a ser diferente, habrá algunos que se puedan quedar horas mirando a la televisión si les dejas frente a ella y otros que no le prestarán ninguna atención y sólo querrán moverse para descubrir su entorno.

La idea importante siempre es NO ABUSAR, un bebé tiene que experimentar, y debe probar de todo, está conociendo el mundo, debe descubrir juguetes tradicionales, cajas, expresiones en las cara de los papás, interacciones con otros niños y dispositivos electrónicos.

¿Cuánto tiempo es el máximo recomendado que nuestro hijo debe pasar frente a una pantalla?

Según la Academia Americana de Pediatría (AAP) tenemos las siguientes recomendaciones:
Edad Tiempo promedio recomendado
0-2 años 0
2-5 años 30 min-60min
5-12 años 60 min
12-15 años 1h 30 min
mas de 16 años 2 horas
Sin embargo, cuando se analiza, la realidad es bastante diferente, hay estudios realizados a padres sobre el hábito de sus hijos en el que se encuentra que la exposición a sus bebés de menos de dos años puede alcanzar hasta tres horas diarias, incluso nos dicen que tener la televisión de fondo puede afectar a la interacción entre padres e hijos y al desarrollo de aprendizaje natural de tu bebé.

En base a todo esto, te recomiendo que evalúes cuánto tiempo pasa tu hijo delante de una pantalla. Si el resultado es mayor a lo que la AAP recomienda, lo aconsejable es buscar alternativas para que tu hijo ocupe el tiempo, como jugar, hacer deporte, tocar algún instrumento, pintar, incluso aburrirse, en fin, esas cosas que hacíamos nosotros cuando éramos pequeños.

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5