¡Envío GRATIS en compras superiores a $990!

Coronavirus en niños: qué es, transmisión y recomendaciones

Índice de Contenidos

(Actualizado Agosto 2020)

¿La vida volverá a ser como antes? Hace meses, cuando se conoció el virus y comenzaron los primeros casos, los gobiernos nos pidieron quedarnos en casa, pensamos que sería pasajero, que pronto volveríamos a la normalidad y deseábamos que esto pasara pronto.

Nos inventamos muchas actividades para entretener a nuestros niños en casa y también valorábamos poder pasar más tiempo con ellos, nuestra mayor preocupación era la amenaza de los impactos económicos y de salud que estaba provocando este parón en nuestro día a día.

Sin embargo, ya se habla de la nueva normalidad, lo que viene siendo una realidad muy distinta, debemos tomar conciencia de que nuestra vida cotidiana como la conocíamos antes no será igual, al menos, por un tiempo bastante largo.

Hemos oído mucho sobre la enfermedad, sobre los casos de contagios por países, las muertes que se suman numéricamente como si no hubiera nombres y familias detrás de ellos. Nos han transmitido las instrucciones de cómo prevenir el contagio, las medidas que debemos tomar e incorporar en nuestra vida rutinaria. Hemos pasado de mirar las tendencias de moda del próximo otoño a buscar las tapabocas con el diseño más bonito, un nuevo accesorio que formará parte de nuestro atuendo para la próxima temporada.

Además de las noticias que nos bombardean cada día sobre el tema, la OMS publica en su página web información actualizada para que podamos estar informados de los últimos avances que la comunidad científica va descubriendo sobre el virus, así como nuevas recomendaciones que debemos considerar para estar más tranquilos y poder convivir con el COVID, que parece que ha venido para quedarse.

Personalmente, pienso que intento cumplir con todas esas recomendaciones o, llevo mi tapabocas, me lavo las manos, cumplo con la distancia social, pero SOY MADRE, mi hijo menor de 6 años no tiene obligación de llevar la mascarilla, no sólo es que no esté obligado, es que no la aguantaría ni un segundo porque, aunque nos hemos inventado cuentos para poder explicar a nuestros hijos esta situación, es muy difícil que lo comprendan de la misma manera que nosotros y eso teniendo en cuenta, que también tengo dudas de que nosotros, los adultos, estemos entendiendo correctamente cómo actuar en la situación que estamos viviendo.

Esta semana hemos querido recopilar la información más relevante acerca del tema y hacer especial hincapié en sus efectos en niños, embarazadas y recién nacidos.

Cabe destacar que, a medida que pasan los días, se van descubriendo cosas nuevas que hacen que cambien las recomendaciones, por lo tanto trataremos de mantener actualizado este apartado del blog.

¿Cómo identificar si me he contagiado del coronavirus?

Es una enfermedad infecciosa respiratoria parecida a la gripe, por eso en la mayoría de casos, en cuanto tenemos un pequeño dolor, nuestra mente inconscientemente lo asocia a la preocupación de habernos contagiado, ¿será el inicio de los síntomas del coronavirus?, ¿me habré contagiado? si me he contagiado, ¿se lo transmitiré a mi familia?.

 Los principales síntomas son fiebre, tos seca, dificultad para respirar, flema, cansancio y en casos graves, puede producir neumonía, dolor en el pecho o incluso incapacidad para hablar.

.Al ser un nuevo virus, vamos obteniendo datos que actualizan la información facilitada por la OMS y encontrando síntomas adicionales que ocurren con menor frecuencia pero que también pueden estar asociados con la enfermedad como son dolor de garganta, diarrea, la pérdida del gusto o el olfato, congestión nasal y dolor de cabeza entre otras.

A continuación te mostramos una infografía publicada por la BBC que muestra de manera muy clara los síntomas más habituales de la COVID-19.

Lo más importante es que si comenzamos a sentir algunos de estos síntomas de una forma leve, nos protejamos en casa, nos aislemos y que aumentemos las precauciones con el resto de personas con las que convivimos. 

Aunque los síntomas parezcan que desaparecen, mantengamos esa precaución durante 14 días y si los síntomas aumentan y comenzamos a tener dificultad para respirar debemos buscar ayuda sanitaria urgentemente.

Antecedentes del Coronavirus

Los Coronavirus son una familia de virus que pueden tener diferente grado de gravedad. En los últimos años ha habido otros brotes de esta familia:

– SRAS-COV con origen en China en 2002. Afectó a 8 mil personas en 37 países, la tasa de mortalidad se situó en el 10%. Ningún niño murió de entre los 774 afectados.
– MERS-COV con origen en Arabia Saudita en 2012, ha afectado a unas 2.400 personas, la tasa de mortalidad es del 35%. Ningún niño ha muerto de entre los 858 afectados.

Transmisión del Coronavirus

La transmisión se produce a través de las gotas procedentes de nariz y boca que una persona enferma emite al hablar, toser o estornudar.

Estas gotas pueden ser inhaladas por una persona que se encuentre lo suficientemente cerca. La recomendación de la OMS en este punto es mantener una distancia social de al menos un metro para protegernos.

Las gotas también pueden caer sobre alguna superficie que otra persona puede tocar posteriormente y al llevarse las manos a la boca se produce el contagio, la OMS recomienda el lavado frecuente de manos para evitar este tipo de contagio.

Un reciente estudio de la Universidad de Nebraska, publicado en la revista Nature, ha revelado que la propagación también se puede producir a través de aerosoles, es decir, a través del aire, sin embargo, hasta el momento, la OMS no ha indicado recomendaciones asociadas al respecto.

¿Cómo afecta el coronavirus a los niños?

El Hospital Sant Joan de Deu de Barcelona ha realizado un estudio para evaluar el impacto del coronavirus en niños, concluyendo que el porcentaje de niños contagiados al estar en contacto con alguna persona que ha dado positivo es similar al porcentaje de los adultos. Sin embargo, la enfermedad muestra sintomas mucho más leves en los niños, en un 99% de los casos.

EL hospital General de Massachutes para niños ha realizado un estudio completo publicado en Journal of Pedriatics donde determinan que la cantidad de carga del virus localizada en los niños es mucho más alta que en los mayores, lo que indica que pueden transmitir la enfermedad independientemente de los síntomas que tenga el niño. En este caso, la medición de temperatura corporal no identificaría si un niño tiene carga viral y la posibilidad de contagiar a su círculo más cercano sería mucho mayor.

Se siguen haciendo estudios para conocer más el comportamiento del coronavirus en los niños, pero los estudios actuales nos traen una nueva incógnita sobre cómo se volverá a las aulas, cómo los niños podrán hacer este año su curso escolar, qué medidas específicas tendrán que tomar y qué garantías nos ofrecerán los centros.

Hasta el momento se los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han creado unas guías donde recomiendan hacer énfasis en cuatro puntos principales:

  • Conducta: aplicación de todas las recomendaciones de la OMS
  • Ambiente: mantener el lugar ventilado, desinfectado y completamente limpio con mayor frecuencia.
  • Funcionamiento institucional: determinación del número de alumnos y de las horas.
  • Protocolos diseñados en caso de contagio.

La CDC aporta una herramienta para que puedan tomar una decisión correcta sobre la vuelta al colegio de sus hijos que puedes consultar aquí.

¿Cómo afecta el coronavirus a embarazadas y neonatos?

La Dirección general de Epidemiología de México emite cada semana un informe de las embarzadas y puérperas con el número de sospechas de presnetar COVID-19.

Este informe en la semana 32 notifica que en México hasta el 2 de agosto de 2020 se notificaron 8,931 casos de seguimiento a mujeres embarazadas y puérperas de las cuales 3,516 dieron positivo y, además, hubo 97 defunciones.

Hasta el momento, no se ha encontrado virus en la leche materna, por lo que la OMS sigue recomendado la lactancia materna aún en el caso de que la madre tenga sospecha o confirmación de Covid-19, puesto que considera que los beneficios de salud y desarrollo que aporta la lactancia materna son necesarios para la vida del bebé.

En estos casos se deben tener presente ciertas medidas de prevención como la utilización de mascarilla durante todo el contacto con el lactante.

Teniendo en cuenta los beneficios de la lactancia materna y el papel insignificante de la leche materna en la transmisión de otros virus respiratorios, la madre puede continuar amamantando.

La madre debe usar una mascarilla médica cuando esté cerca de su bebé y lavarse bien las manos antes de un contacto cercano con el bebé. Si la madre está muy enferma para amamantar, conviene que se extraiga leche para evitar problemas de congestión mamaria. Esta leche puede tomarla el lactante (UNICEF 2020/03/04, LLLi 2020/02/20, CDC 2020/02/19).”

El Hospital San Joan Joan de Deu de Barcelona ha realizado también un estudio sobre una muestra de 874 embarazadas donde concluyen que el 14% presenta anticuerpos contra el coronavirus y que las embarazadas que sufren la enfermedad en el primer y segundo trimestre presentan síntomas leves a diferencia del tercer trimestre que han padecido síntomas más graves. 

Los científicos continúan investigando si es posible la transmisión del virus de las mujeres embarazadas a sus hijos antes de nacer. Se han encontrado material genético del virus en muestras de sangre de cordón umbilical que parece indicar que es posible, pero se están haciendo más investigaciones para poder extraer conclusiones concretas.

La mayoría de los recién nacidos que dieron positivo presentaron síntomas leves o ningún sintoma y se han recuperado por completo.

Cuadros clínicos de la enfermedad en niños

Según el informe de AEP emitido en agosto, los cuadros clínicos que determinan el nivel de gravedad de la infección es los niños es la siguiente:

  • Infección no complicada: síntomas de fiebre, tos, dolor de garganta, congestión nasal, malestar general, dolor de cabeza. No se presentan problemas de dificultad de respiración o deshidratación.
  • Infección leve de vias bajas (neumonía leve): tos, dificultad para respirar y signos de neumonía graves.
  • Infección grave de vías bajas (neumonía grave): dificultad de respiración grave, dificultad para alimentarse, pérdida de conocimiento o convulsiones.
  • Otras manifestaciones asociadas a cuadros graves: trastorno de la coagulación, daño miocárdico, disfunicón gastrointestinal.
  • Síndrome de distrés respiratorio agudo.
  • Shock Séptico.
  • Síndrome inflamatorio multisistémico pedriátrico. Este último síndrome tiene un cuadro similar a la enfermedad de Kawasaki.

Pruebas

Actualmente, en el mercado existen tres tipos de pruebas:

  • PCR (Prueba de reacción en cadena de la polimerasa): es la prueba que determina si tienes o no la infección del coronavirus, tienen más de un 95% de fiabilidad y son las que más se utilizan en hospitales.
  • Detección de anticuperos, test serológicos, se trata de una muestra de sangre y determina si has tenido la enfermedad y cuantifica los anticuerpos.
  • Test rápidos de antígeno, detecta si hay presencia de antígenos pero no los cuantifica. Si sale positivo es muy probable que sí estés contagiado, pero si es negativo no tiene tanta fiablidad porque si la carga viral no es alta es posible que no lo detecte.

Las pruebas deben realizarse en los lugares avalados por el gobierno, el costo oscila entre los 1,300 y 4,500 pesos mexicanos.

Este virus aún es desconocido, los científicos están trabajando realizando estudios para entender su comportamiento y para encontrar el tratamiento o vacuna.

Sin embargo, desde aquí hago una llamada a que reforcemos las medidas de prevención, ya no sólo por nuestros hijos, sino para que colaboremos en evitar una mayor propagación del mismo.

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5