Gastos de envío gratuitos a partir de $1,000

El algodón pima

Índice de Contenidos

Un poco de historia

El algodón pima peruano, a pesar de su nombre, no es originario del Perú. Hacia el año 1922, momento en el cual Perú basaba parte de su economía en la producción de algodón, fue introducido en el valle de Piura (al norte de Perú) procedente de Arizona, EEUU, por don Emilio Hilbck, que había hecho un estudio exhaustivo de las distintas variedades existentes y concluyó que esta era la más adecuada para la zona.

La variedad concreta es la Gossypium barbadense y, como curiosidad, el nombre se le dio teniendo en cuenta sus largas fibras que aludían a las barbas de los hombres de la época.

Las condiciones naturales del clima de esta región, así como su estrato, son óptimas para el crecimiento del algodón pima. El algodón necesita agua en abundancia en la primera fase de su desarrollo y un clima seco, cálido y con abundancia de sol en la etapa de floración y fructificación. El clima de Piura es el ideal y el régimen intermitente de las aguas del Río Piura, con abundancia en enero y febrero y con un descenso de su caudal a partir del mes de abril hasta los meses de mayor escasez de agua entre agosto y septiembre, hace que las necesidades de agua estén perfectamente cubiertas. Esto, sumado a que el suelo de la zona es idóneo para esta variedad, hacen de Piura el enclave perfecto para su cultivo.

¿Qué hace al algodón pima diferente al resto?

Existen muchas variedades de algodón y cada una posee unas características diferentes. El algodón pima pertenece a un tipo denominado de “fibra extralarga” o ELS, por sus siglas en inglés. Una fibra de algodón ELS puede medir entre 38 y 41 mm aproximadamente, mientras que un algodón tradicional tiene una longitud media de unos 26-27 mm. Además, los algodones ELS son reconocidos también por su mayor resistencia y mejor uniformidad.
La uniformidad en la longitud de las fibras es una característica muy valorada en la producción de hilo de algodón, ya que una variación excesiva entre las longitudes de las fibras hace que se incremente el residuo de la manufactura y que esto influya negativamente en el rendimiento del proceso de hilatura, así como en la calidad final del hilo. Siendo también un aspecto que influye negativamente en el encogimiento del algodón, el cual se debe tener en cuenta cuando se confecciona la prenda.

Otro aspecto clave en la producción del algodón pima es que, en este tipo de cultivo, la cosecha se recoge a mano, lo que hace que el proceso se haga con mucha más delicadeza y por lo tanto la fibra no se vea dañada y que se reduzca en gran medida la generación de neps. Los neps son una especie de nudos que se producen cuando las hebras se enredan con un fragmento de semilla, con fibras muertas o con algún elemento externo al algodón. Cuando el algodón aún se encuentra unido a la semilla o cuando se retira de ella a mano de manera cuidadosa, contiene muy pocos neps. Los neps generan imperfecciones e irregularidades en el hilo y el tejido, además de producir roturas de cabos durante la hilatura, son la causa de hasta el 50% de los defectos del hilo.

Cabe destacar que, a pesar de todas las ventajas que presentan los algodones ELS y LS (de fibra larga) representan apenas el 3% de la producción mundial.

¿En qué notamos esa diferencia?

Gracias a todas las características antes mencionadas, encontramos que los tejidos elaborados a partir de algodón pima tienen un acabado especial, que respira ante todo calidad y suavidad. Lo que le hace ideal para la ropa de bebé.

Los principales aspectos que se pueden resaltar del algodón pima peruano son:

Suavidad: en el momento en que tocas una prenda hecha con algodón pima 100% notarás una suavidad extrema que no conocías y de la que ya no querrás desprenderte. Este tipo de algodón tiene un acabado suave y satinado muy especial. Son excelentes para aquellos que tienen alguna alergia cutánea o simplemente la piel sensible.

Resistencia: al contar con fibras tan largas y finas, tiene una flexibilidad y una resistencia mayor a la media, llegando a ser de hasta un cincuenta por ciento más resistente que la mayoría de las variedades estándares de algodón

Absorción: tiene una elevada capacidad de absorción que facilita en gran medida el proceso de teñido.

Durabilidad: unida a la resistencia anteriormente mencionada, este es otro aspecto a destacar de este producto, el algodón Pima tiene una durabilidad excelente.

Confort: su maravillosa suavidad al tacto y la caída natural que tiene hace que las prendas de este tejido sean comodísimas además de agradables de llevar.

En definitiva, cuando toques por primera vez una prenda de algodón pima notarás la diferencia con las prendas de algodón convencional y ya no querrás otro tejido para tu ropa o la de tu bebé.

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5