Gastos de envío gratuitos a partir de $1,000

Claves para ser una mamá emprendedora de éxito

Índice de Contenidos

¿Cuántas de nosotras nos hemos dado cuenta al ser madres de que nuestro trabajo habitual de 8 horas diarias en una oficina no nos permite desarrollar nuestra vida como nos gustaría?

¿Cuántas hemos soñado con la posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral imaginándonos una situación en la que podamos disfrutar plenamente del crecimiento de nuestros niños, a la vez que somos capaces de generar ingresos haciendo algo que nos guste y con flexibilidad laboral?

Nuestras vidas han pasado a un segundo plano, estamos inmersas en una rutina y nos falta un equilibrio que consiga llenarnos o hacernos un poco más felices.

Seguro que más de una vez has tratado de encontrar la manera de generar ingresos desde casa, ¿te has fijado la cantidad de anuncios que hay en internet que ofrecen la posibilidad de un trabajo flexible? Porque la realidad es que somos muchas mamás las que estamos buscando lo mismo.

Hoy vamos a centrarnos en aquellas madres que quieren desarrollar su propio negocio, que sueñan con ofrecer un producto o servicio y tener éxito empresarial.

Algo que quiero resaltar es que, es verdad que emprendiendo quizás no tengamos la ventaja de ganar más tiempo para disfrutar de nuestros hijos, ya que tendremos que ocuparnos de todo el negocio, sobre todo al inicio, pero sí dispondremos de más flexibilidad. Iniciar un emprendimiento supone mucho trabajo por delante, por eso, ser emprendedora sólo te funcionará si haces algo que realmente amas.

A continuación, vamos a hacernos algunas preguntas y analizar algunos aspectos de nuestra vida para saber si vamos por el camino correcto.

¿Tengo las cualidades para ser emprendedora?

La primera pregunta que debes hacerte es si realmente sirves para ser emprendedora. Muchas comienzan ilusionadas y ante las dificultades que se encuentran en el camino tiran la toalla. Otras avanzan un poco más, pero no disponen de una estructura y un orden adecuados lo que hace que, aunque la idea sea buena, falle la ejecución de la misma. Para saber si tienes las cualidades necesarias, debes tener claro qué se necesita:

Motivación

Como decíamos un poco más arriba, si no amas lo que haces, no podrás superar los obstáculos que te vas a encontrar en el camino. Además, debes amar el concepto del emprendimiento, de crear algo propio, de ser tu propia jefa, de querer tener la satisfacción de haber logrado iniciar algo desde cero, de sentirte bien sólo por ser emprendedora.

Constancia

Es un trabajo de sembrar para recoger y la siembra, a veces, puede ser larga y dura, por ello, debes ser constante, tener la perseverancia suficiente para continuar y no rendirte. Debes mantenerte fuerte ante negativas o rechazos pensando en que, antes o después, recogerás lo sembrado.

Creatividad

Estamos en un entorno volátil, que avanza muy deprisa y, estar preparada para los cambios, a veces, no es suficiente. Debemos ser creativas para poder tomar decisiones rápidamente y para encontrar soluciones ingeniosas a los problemas que irán surgiendo. Además, nos ayudará a destacar frente a la competencia, que siempre estará pisándonos los talones. Siendo creativos podemos ir un paso adelante.

ser capaz de aprender rápido

Te encontrarás en un camino de muchas cosas nuevas para ti, rodeada de conceptos de los que nunca habías oído hablar, temas financieros, de recursos humanos, de operatividad del negocio, aspectos técnicos del producto, etc. No es necesario que aprendas hasta el nivel de convertirte en una especialista en todo, pero sí deberás entender los conceptos clave de cada área del negocio porque, aunque deleguemos ciertos temas (como los impuestos o la contabilidad), debes entender los reportes y los informes finales, para buscar nuevas oportunidades y hacer que tu negocio crezca.

¿En qué puedo emprender?

Si crees que tienes las habilidades necesarias para crear un emprendimiento, pero dudas acerca de la idea de negocio, te recomendamos que hagas un ejercicio extra de autoconocimiento.

A veces no sólo importa lo que te guste y ames hacer, sino también son clave aquellas cualidades y habilidades que posees.

Por lo tanto, analiza los siguientes puntos para encontrar ideas de negocio que se adapten a ti:

Pasiones

Lo que amas hacer, lo que te gusta de verdad, tus hobbies. Por ejemplo, viajes, moda, niños, naturaleza, manualidades, etc.

Habilidades y cualidades

Aquello en lo que sabes que eres realmente buena: ordenada, activa, buena comunicadora, gestión de equipos, liderazgo o buen gusto, por ejemplo.

idea de negocio

Analiza el mercado y encuentra oportunidades de mejora donde creas que hay una necesidad y creas que tú puedes aportar algo bueno.

Analiza y conecta estos tres aspectos para encontrar hacia dónde enfocar tu emprendimiento. Si ya tienes una idea, evalúa si tienes lo necesario para poder lograr que sea un éxito y, si no es así, no te preocupes porque, en realidad, lo importante es saber cuáles son tus fortalezas y debilidades para poder aprovecharte de las primeras y corregir las últimas.

¿Qué necesito para emprender?

Este es un tema bastante amplio así que vamos a resumir los principales conceptos.

plan

Quizás no es tan necesario tener un plan de empresa de páginas y páginas porque, al final, como comentamos, el entorno está en continuo cambio y tener la flexibilidad para modificar ese plan tan estructurado es fundamental para el éxito del negocio, pero sí hay que tener al menos una mínima estructura, ¿has oído hablar del plan Canvas? Te permite ilustrar en una sola hoja los conceptos básicos de tu negocio que te permitirán entender las entrañas del mismo e identificar dónde enfocar los recursos de preparación. A continuación, te explico cada uno de los conceptos brevemente:

  • Propuesta de Valor. Este un aspecto fundamental porque corresponde a la famosa Misión/Visión de la compañía. Debes tener claro qué es lo que quieres ofrecer al mercado, cuál es tu objetivo final y dónde quieres llegar. Tienes que detectar qué estas ofreciendo tú diferente al resto, qué te hace especial, por qué la gente te compraría a ti en lugar de a tu competencia y, en definitiva, qué es lo que te hará conseguir ingresos.

 

  • Segmento de Mercado, es decir, tu público objetivo. Hay que tener claro quiénes serán los clientes que comprarán tu producto porque hacia ello irá dirigida toda la estrategia de marketing y ventas. Cuanto más acotes el perfil del consumidor objetivo, más fácil será asegurar el éxito de las campañas de venta que realices, ya que estarás segura de que ese público está realmente interesado en tu propuesta de valor.

 

  • Relación con los clientes. En este punto se empieza ya a definir un poco de la estrategia de cómo vas a llegar a tus clientes, ¿será una relación personal, online, por teléfono?, ¿será una relación personalizada?, etc.

 

  • Canales. ¿A través de qué vías vas a vender tu producto o servicio?, ¿usarás las redes sociales?, ¿será una tienda física?, ¿e-commerce?, ¿utilizarás una fórmula omnicanal? La definición es clave para comenzar a determinar los costos operativos que te generará operar a través de ese canal que hayas elegido.

 

  • Socios Clave. Se trata de identificar a todos aquellos que nos van a ayudar en el negocio, fabricantes de materias primas, proveedores, operadores logísticos, consultores, entre otros.

 

  • Actividades clave. Aquí se desarrollan las fases de la actividad diaria del negocio, los procesos internos, cómo se desarrolla la producción o el servicio, cuáles son las fases a seguir, qué actividades son necesarias para solucionar potenciales problemas que puedan surgir, etc.

 

  • Recursos clave. Una vez desarrollado el punto anterior, evalúa cuáles son los recursos clave para desarrollar tu negocio: conocimiento técnico, materias primas, máquinas de producción, vehículos, instalaciones…

 

  • Estructura de costos. En este apartado deberás entrar a analizar si el proyecto es viable en términos numéricos. Deberás identificar todos tus costos, no sólo los de producción, sino el pago de sueldos, impuestos, costos logísticos, administrativos, alquileres, entre otros.

 

  • Fuentes de ingresos. Aquí deberás definir el modelo de cobro, tus ingresos, de dónde los obtendrás, cuáles serán tus precios, etc.

Formación

Como comentábamos antes, no hace falta ser un experto en todas las áreas, pero sí deberemos al menos entender los conceptos y, aunque hayamos decidido que nuestro negocio sea la venta de bolsas hechas a mano, inevitablemente, deberemos conocer muchas más cosas que nada o casi nada tendrán que ver con las bolsas. Algunas áreas en las que te recomiendo formarte, aunque sea de manera básica, son:

  • Finanzas, contabilidad y tributación
  • Recursos humanos
  • Habilidades directivas
  • Marketing y técnicas de venta
  • Operaciones
  • Control de gestión
  • Estrategia empresarial

 

gestión del tiempo

Eres madre y quieres emprender un negocio, el tiempo es fundamental y saber organizarte, más. Es por esto que, si eres organizada en tu vida, constante, tienes la motivación y aprendes rápido, ya tienes mucho camino avanzado, pero saber organizar tu tiempo de trabajo y gestionarlo eficientemente es un factor a considerar previamente en cualquier caso y debes sentarte a planificar cómo lo lograrás. En el post de cómo gestionar tu tiempo de una manera eficiente desarrollamos un poco más este tema, aportando algunas técnicas que pueden ayudarte.

Habilidades sociales

Tener tu propio emprendimiento significa tener muchas relaciones de diferente tipo y, por ello, la empatía y ser capaz de tratar a cada uno con el lenguaje que corresponde, es importante para obtener los resultados esperados. A continuación, te comento alguna de las habilidades sociales que necesitarás trabajar:

  • Trato con clientes: atención, comprensión, paciencia, disposición, transparencia, honestidad.
  • Trato con proveedores: claridad, exigencia, meticulosidad.
  • Trato con trabajadores: liderazgo, trabajo en equipo, capacidad de transmitir motivación y valores de la compañía.
  • Trato con socios: colaboración, participación, estar abierta a aprender y enseñar.

Herramientas

Por último, uno de los factores que te ayudarán en el éxito de un negocio es el de saber cuáles son las herramientas que te harán la vida más fácil y saber manejarlas bien. Además de ahorrar tiempo, te ayudarán a organízate de forma que puedas tomar decisiones correctas y priorizar tareas. Algunas que yo uso y que recomiendo son:

  • Gestión del negocio: gestor de correo (Outlook), gestor de tareas (Trello), manejo de documentos (Ms Office).
  • Creatividad: Adobe (Photoshop, Illustrator, Spark…), Canva.
  • Marketing digital: Hootsuite, Instagram, Facebook, Mailchimp.
  • Gestión operativa: ERP, CRM.

 

Aunque ser mamá emprendedora implica muchas cosas y puede parecer un poco abrumador al principio, con pasión serás capaz de esto y mucho más, por lo que anímate y sigue con nosotras el avance de tu proyecto a través de los distintos artículos que vamos a ir publicando al respecto.

Si te apetece profundizar en alguno de los temas propuestos, no dudes en dejarnos un comentario.

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5