Gastos de envío gratuitos a partir de $1,000

Deporte y desarrollo motor en tu bebé

Índice de Contenidos

¿Han oído hablar del reflejo del moro? Es un reflejo involuntario de los recién nacidos que consiste en que extienden los brazos hacia adelante como si fueran a dar un abrazo, con movimiento rápidos, generalmente cuando se sobresaltan por falta de apoyo. Suelen tensar hombros y espalda y en ocasiones tienden a llorar.

Yo no había oído hablar de ello hasta que nació mi bebé, aún estábamos en el hospital cuando empezó hacer esos movimientos extraños con los brazos, parecían espasmos y los repetía con mucha frecuencia. Mi marido y yo nos asustamos, ¿era normal? ¿o tendría algún problema?

El reflejo del moro es perfectamente normal, de hecho, su ausencia es signo de preocupación. Generalmente, desaparece en los primeros meses y es uno de los muchos reflejos primitivos que hacen los bebés al nacer.

¿Qué otros reflejos presentan los bebés?

  • Reflejo de búsqueda y succión: Necesario para amamantar, al pequeño roce abrirá la boca, buscando el pezón para succionar y alimentarse.
  • Reflejo del gateo: movimiento de las extremidades al estar en posición boca abajo.
  • Reflejo tónico cervical: Hace que el bebé gire la cabeza a un lado para dar libertad a las vías respiratorias.
  • Reflejo de presión: Agarre con sus dedos.
  • Reflejo de la marcha: movimiento de los pies cuando se le eleva por los brazos como si fuera a caminar.

 

Estos reflejos primitivos están vinculados con el sistema nervioso. Se trata de una respuesta ante diferentes estímulos que cumple una función de supervivencia.

Poco a poco, según va madurando el sistema nervioso, los reflejos van evolucionando o despareciendo para dar lugar a movimientos más complejos, convirtiéndose en reacciones y conductas aprendidas, que proporcionan la base del desarrollo del bebé y su adaptación al entorno.

Desarrollo motor

Es el proceso en el que se adquieren habilidades motoras cada vez más complejas. Generalmente, vienen afectadas por los siguientes puntos:

  • Genética
  • Ambiente propicio
  • Desarrollo del sistema nervioso, su maduración y crecimiento
  • Motivación del niño

 

El desarrollo generalmente se realiza de la cabeza a los pies, y del pecho hacia las extremidades, de tal forma que la evolución en los bebés empieza por mantener la cabeza en los primeros meses y continúa durante el primer año logrando llegar a caminar.

Evolución del desarrollo motor en la motricidad gruesa

Si queremos saber si nuestro niño presenta un correcto desarrollo motor, deberemos analizar su motricidad, es decir, la capacidad de movimiento que tiene sobre su propio cuerpo.

Primero desarrollará la motricidad gruesa, aquella que corresponde a movimientos grandes tales como andar, correr, saltar, y que impulsará el desarrollo de la motricidad fina, movimientos con mayor destreza como tomar artículos pequeños con sus dedos.

La importancia de detectar cuanto antes posibles problemas que pueda tener nuestro bebé, hará que podamos encontrar una solución a tiempo.

Estoy casada, yo creo que igual que muchas otras mujeres, con un futbolista profesional frustrado, es decir, mi marido soñaba con ser un futbolista estrella, un Messi, jugar en las grandes ligas y ganar mundiales, pero, evidentemente, no pudo ser.

Ahora que hemos tenido un niño, él piensa que nuestro hijo puede cumplir su sueño y convertirse en ese jugador que él siempre soñó.

Así que esto es lo que me ha tocado, los primeros juguetes de mi bebé fueron balones de fútbol y en cuanto empezó a gatear, ya le compró la portería y le tiraba la pelota con la esperanza de que, si empezaba cuanto antes, más se podría desarrollar y más lejos iba a poder llegar. Pero, ¿es eso posible?

¿Desde qué edad es bueno estimular a los niños con el deporte?

Hasta los 3 años de vida, la estimulación del deporte puede contribuir a la capacidad de coordinación de forma que el niño controle el equilibrio y el espacio y desarrolle favorablemente sus habilidades motoras. Sin embargo, es difícil que antes de esa edad se pueda establecer algún tipo de regla como exigen los deportes, lo habitual es fomentar el ejercicio físico mediante juegos donde el niño pueda sentirse libre para el movimiento.

Los mejores deportes para los niños menores de tres años

Yoga

Se puede empezar a practicar desde tan sólo los primeros días de vida, les ayudará a ejercitar la respiración y aprenderán a relajarse frente a la ansiedad.

Es el ejercicio perfecto para realizar junto a tu recién nacido, pues es una actividad que podrás realizar después del parto sin necesidad de separarte de él, fomentando el vínculo entre ambos.

El yoga favorece el conocimiento y el control del cuerpo ayudando a su desarrollo motor.

Además, podrás realizarlo en tu casa, sólo debes preparar un ambiente tranquilo, poner música de relajación, sonreír y dar tranquilidad a tu bebé. Si, por el contrario, prefieres acudir a una clase de yoga, deberás tener en cuenta que, generalmente, solicitan que tu bebé tenga al menos dos meses.

Natación

Se puede realizar desde que el bebé tiene aproximadamente tres meses, siempre acompañado de uno de los padres y dependiendo de la madurez emocional y desarrollo físico del niño.

Es una experiencia que aportará a tu bebé seguridad y comodidad en el agua, además de que se potenciará el desarrollo motor y fortalecerá su sistema cardiorrespiratorio.

Es una oportunidad de aumentar el vinculo con tu bebé, pues pasarán un tiempo juntos, dedicado a él, transmitiéndole relajación y seguridad.

La AAP (Academia americana de Pediatría) recomienda las clases de natación desde que los niños cumplen un año, momento desde el cual se ha comprobado que las clases ayudan en la protección contra el ahogamiento.

Baile

Los niños nacen sabiendo bailar, enseguida captan la música y siguen el ritmo para moverse, incluso antes de saber caminar.

Estimularles con el baile desde pequeños puede aportar numerosos beneficios a su desarrollo físico y psicológico.

Hay varias opciones según la edad del pequeño:

  • Recién nacido: la danza con bebé es una práctica de baile desde los 2-3 meses del nacimiento, en el que se combina el ejercicio físico de la madre con la estimulación del bebé fortaleciendo el vínculo entre ambos.
  • Desde el año y medio, el pequeño puede asistir a clases de baile, donde el juego con la música es la principal actividad. Puede iniciarse en bailes como el ballet, que aunque no sean capaces de seguir la técnica que se necesita a esa edad, seguro será una buena estimulación para su desarrollo.
  • A partir de los tres años los niños están capacitados para seguir las estructuras y reglas de los bailes, por lo que será un buen momento para que aprenda alguna disciplina concreta de baile.

Golf

Es un buen deporte para practicar en familia, tiene la ventaja de que se practica al aire libre, disfrutando de la naturaleza y el entorno que lo rodea.

Los beneficios que aporta son:

  • concentración desde una temprana edad
  • desarrollo motor con la coordinación, la posición en el espacio y el equilibrio.
  • Desarrollo de la paciencia y control de la frustración.
  • Crecimiento emocional por el vínculo familiar en el juego.

 

Para bebés menores a dos años se adaptarán los palos a su altura y será como un juego de golpear a la pelota con el palo.

Desde los dos años ya existen planes de clases adaptadas para ellos y a partir de los cuatro es el momento en que los pequeños pueden empezar a tomar clases más serias para aprender sobre la estrategia en este deporte.

Fútbol

Escucharán decir que el futbol no es apropiado antes de los 5 años de edad, pero eso es así si lo consideramos un deporte estricto en el que hay que cumplir con sus reglas. Sin embargo, jugar con la pelota es algo que los niños hacen casi desde el nacimiento y, si lo enfocas como un juego de equipo, donde se aprenden diferentes tácticas de manejo de la pelota y a tirar a portería, entonces tu hijo o hija puede recibir clases desde el año y medio.

Además de contribuir al desarrollo motor como el resto de los deportes que hemos visto, en este caso, se desarrolla la socialización, ya que es el único deporte de nuestra lista que se practica con otros niños de su edad. Aprenderá el concepto de trabajo en equipo y ayudará al desarrollo de las habilidades comunicativas.

En mi casa, desde los 10 meses mi hijo disfruta jugando con la pelota y tirando a portería y le encanta que le celebremos los goles. Eso alimenta su autoestima y le motiva a repetir la actividad estimulando también su motricidad.

En general, a partir de los 3 años, ya se puede establecer una didáctica deportiva, donde el niño comprenderá situaciones y desarrollará habilidades creativas y sociales que le ayudarán de forma beneficiosa a largo plazo.

¿Tu peque practica algún deporte? En general, tienen mucha más energía que nosotros así que es importante que les proporcionemos alguna actividad física durante el día para que, después, les ayude a descansar y dormir bien.

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5