¡Envío GRATIS en compras superiores a $990!

Ingredientes saludables para tu bebé

Índice de Contenidos

Para aquellas que, como yo, no cocinan habitualmente o que no se preocupan mucho de lo que comen, cuando se convierten en madre, el tema de la alimentación de nuestro pequeño supone un gran desafío.

De repente, estamos bloqueadas pensando qué le tengo que dar de comer, cuánto y cuándo.

La verdad que, sin la ayuda de los consejos que nos proporciona el pediatra y de toda la información que hay en internet, en libros y de experiencias de otras madres, no sé si hubiera podido superar esta fase con éxito.

La sensación de que la salud de tu hijo depende de cómo tú lo alimentes es una presión bastante fuerte para las madres primerizas que no tenemos ni idea de cocina ni de alimentación sana.

Desde Myna nos preocupamos mucho de la alimentación saludable de nuestros pequeños, por eso creamos una guía de introducción a la alimentación partiendo de las fuentes más fiables pero pensada en madres sin experiencia con recetas básicas, un checklist de introducción de alimentos y unos modelos de calendarios muy padre para que, si eres como yo, te facilite la vida y puedas estar segura de cómo iniciar la alimentación complementaria de una manera correcta.

Además, tenemos propuestas de snacks saludables y recetas en nuestro blog que seguro que a tus pequeños les encantarán.

En esta ocasión, os traigo una serie de ingredientes básicos y saludables que siempre debes tener en casa y con los que podrás hacer muchas combinaciones para tener solucionado el desayuno, almuerzo, merienda y cena  y que no pierdas mucho tiempo pensando cada día qué preparar a tu pequeño.

1. Fruta

Para los niños, 5 piezas al día son las recomendadas, por lo tanto, si en tu casa no tomas mucha fruta, deberás empezar a añadirla a la lista de la compra.

Lo fantástico es que se pueden comer de muchas maneras distintas y que, además, combinándolas con fruta de temporada, no aburrirán a tus pequeños.

  • Se puede comer en trocitos, que tu niño lo tome con sus dedos y él mismo vaya comiendo a la vez que desarrolla su motricidad.
  • Se puede hacer jugo natural, aunque en esta opción la fruta libera mucha azúcar y es menos recomendable.
  • Se puede incorporar en algún postre, no te pierdas nuestra receta pay de manzana. 
  • Podemos mezclarla con yogur, a los niños les encanta esta combinación.
  • Se puede hacer compota, sobre todo cuando los pequeños aún no toman sólidos, y, además, si a tu niño no le gusta mucho la fruta, de esta forma suele ser más fácil que se la coma.
  • Además, suelen vender fruta lista, preparada para ocasiones especiales o para salidas de casa.

Así que ya sabes, mantén al menos cinco variedades de fruta en tu despensa, aunque debes tener en cuenta que algunas pueden provocar o incrementar el estreñimiento a tu bebé, cómo el plátano y la manzana, por lo que si tiene algún problema relacionado, mejor apostar por la naranja o el Kiwi.

2. Lácteos

La leche es el principal alimento del bebé durante su primer año de vida y en exclusiva durante sus primeros 6 meses.

Cuando nuestro bebé cumple el año, poco a poco se le introducirá la leche de vaca entera, que tiene menos nutrientes y más grasa que la leche materna o de fórmula, pero que será muy beneficiosa para el desarrollo de su cerebro. También, a medida que vaya creciendo, aumentará la cantidad ingerida del resto de alimentos, disminuyendo los mililitros que tomará diariamente.

Pero, además de la leche, podemos ofrecerle:

  • Quesos que ayudarán dándole energía a nuestro bebé
  • Quesos frescos, quesos de untar en tostadas integrales
  • Yogures naturales combinados también con trozos de fruta o avena
  • Combinar leche con cereales, ya que mejora la calidad de su proteína

4. Tostadas

El pan es un alimento imprescindible para tu pequeño por la gran cantidad de hidratos de carbono que posee y de los que tu bebé necesitará para tener energía suficiente durante todo el día. Aquí puedes revisar la receta fácil de un pan elaborado en casa.

Hay algunos tipos de pan más saludables que otros, puesto que algunos tienen más grasa. Si vamos a optar por el pan de molde, mejor escogerlo integral.

Esto te solucionará muchos de los momentos en que no sabes qué darle a tu pequeño, es rápido, sencillo de preparar y nutritivo.

Lo mejor de todo, las posibilidades de combinaciones que ofrece, cualquier cosa que tengas en ese momento en tu casa seguro servirá:

  • Aceite de oliva
  • Tomate natural
  • Queso de untar
  • Jamón cocido
  • Aguacate
  • Humus

5. Frutos secos

Son ricos en nutrientes y aportan mucha energía a nuestro bebé.

Hay que tener precaución por el riesgo de atragantamiento que puede provocar su consumo, por ello, no es recomendable ofrecerlos enteros para los menores de 4 años, pero no por ello debemos limitarlos en la dieta.

Podemos comprarlos molidos y usarlos en combinaciones con yogur o con tostadas.

También podemos triturarlos nosotras mismas y añadirlos a ciertos platos preparados tanto de comidas como de postres.

~

Llena tu despensa y nevera con los ingredientes anteriores y úsalos en distintas combinaciones. Con ello, tendrás listo el desayuno, almuerzo y merienda de tu pequeño.

¿Nos recomiendas alguno más?

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5