¡Envío GRATIS en compras superiores a $990!

Introducción a la alimentación complementaria

Sabemos que para las mamás primerizas es complicado ese momento en el que llegan los 6 meses y nos toca salir de la comodidad de la leche para introducirnos en el mundo de la alimentación. De repente tienes que pasar de preparar biberones o simplemente sacar el pecho, a preparar desayunos, lunchs de media mañana, comidas, meriendas y cenas, una locura en la que quieres que el bebé coma bien, que todo sea balanceado, que no se atragante, que no se llene la casa entera de puré, pero a la vez que experimente y así aprenda nuevas texturas y sabores… en este momento te empiezan a dar consejos tu mamá, tu tía, tu amiga que ya tiene 3, la vecina del quinto… total, que te llenas de información y no sabes ni por dónde empezar.

Con este post queremos darte un poquito de luz acerca del tema, desde nuestro conocimiento como mamás y basándonos en varias guías públicas y libros relacionados que hablan largo y tendido del tema.

Seguro que te han entrado dudas sobre con qué alimentos puedes empezar, cuáles no debe tomar hasta cierta edad, si es mejor darle purés, o si le puedes dar trozos, etc. Lo más recomendado siempre es escuchar primero a tu pediatra, que te indicará cuáles son los pasos a dar, con qué alimentos empezar o cómo ir incorporando los nuevos y es quién le dará seguimiento a tu bebé. Sin embargo, a muchas nos pasa que pensamos que si seguimos las recomendaciones que nos dan al pie de la letra, todo irá bien, pero luego, cada bebé es un cuento distinto, así que los resultados no siempre son como esperamos.

No obstante, nosotras te daremos algunos tips que te pueden ayudar y que te pueden sacar de dudas.

El primer consejo que te queremos dar es que no desesperes si ves que tu bebé no come todo lo que tú esperabas, ten en cuenta que la alimentación principal hasta el año de vida es la leche. Por lo tanto, estos primeros 6 meses de alimentación complementaria te servirán para ir probando alimentos, texturas, horarios, para que conozcas bien a tu bebé y sus necesidades. Además, no te guíes por cómo comen los bebés de amigos o familiares que tengas cerca, como ya hemos comentado, cada bebé es un mundo y sólo te servirá para frustrarte en la mayoría de las ocasiones.

Con respecto al modo en que se le deben ofrecer los alimentos, existen varias vertientes. Por un lado, lo tradicional es darle purés con los alimentos muy triturados, de modo que le sea fácil tragarlo sin necesidad de masticar. Por otro lado, está el Baby Led Weaning, o BLW, que sería como decir “alimentación complementaria autorregulada”, en el que los alimentos se le ofrecen enteros o en trozos grandes, y será el bebé el que los agarre y se los lleve a la boca, regulando él mismo qué cantidad quiere comer.

Lo ideal es que te formes en todas las opciones que hay y después decidas con cuál te sientes más cómoda y vayas experimentando también qué es lo que mejor le va a tu bebé. No hay como tener herramientas para no obcecarse con una técnica que a lo mejor no le funciona a tu bebé.

Nosotras, por ejemplo, nos situamos en un punto medio entre estas dos tendencias. Los purés nos parece que pueden resultar un poco aburridos porque se pierden muchos sabores y texturas y al final no estás enseñando a tu hijo los alimentos reales que está comiendo, con sus texturas y sabores. Por su parte, el BLW nos parece apropiado en algunas ocasiones, sin embargo, le vemos dos inconvenientes:

  • El bebé debe estar preparado y a los 6 meses no todos lo están, algunos bebés no se sientan erguidos o no han desarrollado todavía la motricidad fina.
  • Un mayor riesgo de atragantamiento, pues al final son trozos grandes para un bebé que, en la mayoría de los casos, no tiene dientes y no sabe masticar.

Así que, finalmente, nos decantamos por ofrecer a nuestros bebés un mix entre la forma tradicional y el BLW, dándoles alimentos bien cocinados y machacados, sin llegar a triturarlos, para que sí sientan un poco la textura y el sabor de cada alimento, a lo que le encontramos varias ventajas:

  1. Evitar el riesgo de atragantamiento.
  2. La oportunidad de probar diferentes texturas y sabores.
  3. En ocasiones se les ofrece igual que con el BLW, de modo que ellos lo vayan comiendo a su ritmo, así no están obligados a comer una cantidad determinada.
  4. Estimula el desarrollo motriz del bebé.
  5. Fomenta la independencia a la hora de comer.


También les ofrecemos, en ocasiones, los alimentos enteros, como el brócoli, zanahoria cocida en palitos, plátano, aguacate… para que experimenten y vayan conociendo los alimentos.

Desde Myna, sabemos que es una etapa difícil y llena de incertidumbre y que existes muchas fuentes de información que, a veces, son difíciles de procesar. Sentimos que faltaba una guía concisa y clara que te explique paso a paso y con todo detalle cómo empezar con esta etapa de la alimentación del bebé. 

Por eso, decidimos ayudar a otras mamás como tú, consultando guías oficiales para hacer un resumen de las recomendaciones generales, así como una propuesta de calendario de introducción para las primeras 8 semanas donde, además de indicarte nuestra propuesta de qué alimentos introducir, hemos incorporado las recetas en este modo mix que, a nosotras, nos ha resultado tan exitoso. También dispondrás de un calendario vacío que te puedes imprimir tantas veces como quieras para que lo vayas utilizando a modo de planificador semanal de comidas para tu bebé.

Puedes obtener la guía al suscribirte a nuestra newsletter que, además, te permitirá estar al día de las novedades de nuestro blog y recibir información interesante sobre otros temas de maternidad y crianza que te podrían interesar.

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5