¡Envío GRATIS en compras superiores a $990!

10 snacks fáciles y saludables

Índice de Contenidos

No sé si a ustedes les ha pasado, pero desde que comenzó el encierro, mis hijas cada vez me piden más de comer entre horas. Yo lo achaco al hecho de que todo sea tan monótono, no necesariamente se encuentran aburridas cuando me piden comer, pero como todos los días son prácticamente iguales, al final es un poco aburrido y uno cuando está aburrido se suele acordar de la comida.

El caso es que, al final, me paso el día entero pensando en qué preparar o en qué cocinar después y al final se me agota la imaginación. Esta semana lo que he hecho es recopilar todas esas cosas que les doy entre horas y que me suelen salvar la vida para compartirlas contigo y que te puedan ayudar a ti también. Puedes estar tranquila porque son todas muy fáciles de preparar y, lo más importante, sanas.

1. Fruta picada

Puede sonar evidente, pero es el mejor snack que hay y el más fácil de preparar. A veces les pongo un cuenquito con uvas, arándanos, fresas, también les gusta comer la guayaba entera, el plátano y también a veces les pongo manzana o pera en palitos y les añado un poco de crema de cacahuate o de almendra para que bañen la fruta en forma de dip.

Es verdad que a veces te dicen que no quieren fruta porque tienen en mente algo menos sano, pero cuando se la pones delante pelada, cortadita y lista para comer, al final terminan devorándola. De hecho, cuanto más se lo facilites, cortándolo de manera que lo puedan agarrar y comer bien, mejor. Y con mucho cuidado con los más pequeños, cortando los pedazos muy pequeños para evitar riesgos.

2. Frutos secos

Los frutos secos son un muy buen snack, son un alimento nutritivo, supersaciante y además muy rico. Yo les suelo poner pistaches, que les encantan, también puedes poner cacahuates, almendras, castañas, nueces…

Ten mucho ciudado, los frutos secos pueden producir atragantamiento en niños pequeños si se los pones enteros. Mejor córtalos en pedazos pequeños para evitar cualquier riesgo.

3. Palomitas de maíz

Puede parecer mentira que las palomitas de maíz sean algo sano, pero, si lo piensas, se trata de cereal sometido a un calor elevado. Se convierte en algo poco saludable cuando le añadimos mucho aceite, sal o azúcar, o si directamente usamos las de calentar en microondas, que utilizan aceites poco recomendables y añaden muchos condimentos. Lo mejor es comprar maíz palomero, calentar un poquito de aceite de oliva virgen extra en una olla y evitar ponerles sal.

También hay que tener en cuenta que es un alimento que produce muchos atragantamientos, así que, si tu peque aún es muy pequeño, mejor evita dárselo, o desmenuza las palomitas de modo que queden trozos pequeñitos que no se le puedan quedar atorados.

4. Huevo duro

Este es otro recurso del que yo tiro bastante a menudo. El huevo duro me parece el inventazo, sólo pones agua a hervir, lo dejas ahí unos 10-15 minutos (depende de la altitud a la que te encuentres), lo sacas, pelar y listo. Es muy nutritivo y, además, está rico. Yo se lo suelo poner picado, aunque a veces se lo doy entero, para que lo agarren con la mano y lo vayan comiendo.

5. Jitomates cherry

Estos deberían ir en el apartado de la fruta, porque el jitomate es una fruta, lo que pasa es que cuando pensamos en darle fruta a nuestros pequeños, no se nos ocurre darle un tomate, sin embargo, los cherry tienen un sabor delicioso y al ser pequeñitos se les hacen más atractivos y fáciles de comer.

Yo se los suelo poner en un cuenco partidos a la mitad, para evitar que explote cuando lo muerden y se llene todo de tomate.
También hay que tener cuidado con los más peques y ponérselo cortado en cuartos para que no haya riesgo de atragantamiento.

6. Elote o maíz dulce

Como tiene ese sabor dulce tan característico, a los niños les encanta, además les sirve para poner en práctica su psicomotricidad fina y el agarre de pinza. A mi hija pequeña le encanta comérselo agarrando uno a uno, se entretiene un ratito con ello, así que tenemos 2×1.

7. Pan con aguacate

Este es un clásico, pero una tostada de pan con aguacate es algo sanísimo, muy saciante y que está muy rico. Yo debo decir que a mis hijas les encantaba, pero ahora me dicen que no lo quieren, bueno, supongo que a todos les debe pasar con algo, que se terminan cansando de las cosas. No obstante, prueba con tu peque que quizás le guste y es fácil de preparar y sano.

8. Garbanzos tostados al horno

Los garbanzos son una excelente fuente de proteínas, fibra y vitaminas. Quizás no se te había ocurrido usarlos como snack, pero quedan riquísimos si los condimentas con algunas especias, como pimienta, comino, pimentón, por ejemplo y luego los horneas. Debes hornearlos unos 30 minutos a 200 grados. Puedes hacer cantidad suficiente para que te dure unos días si los pones en un lugar fresco dentro de un bote hermético.

Un truco para que no caigan mal al estómago es quitarles la piel antes de cocinarlos, ya que es ésta la que produce gases.

9. Hotcakes

Estos llevan un poco más de elaboración, pero yo preparo bastantes y los guardo en un bote hermético en el refigerador y así me duran unos días. Hay mil recetas de hotcakes saludables ahora mismo, con avena, espinacas, betabel, zanahoria, plátano… Te dejo una receta que yo he probado y sé que sale muy bien:

  • 220 g de copos de avena, yo los trituro en la batidora hasta que queda en polvo tipo harina.
  • 1 huevo
  • 1 1/2 tazas de leche
  • 1 zanahoria pequeña
  • Canela al gusto

10. Bocaditos de frutos rojos con yogur helado

Se trata de bañar frutos rojos, yo uso arándanos, en yogur natural, luego los pones en una bandeja o un tupper, bien repartidos y separados sin que se toquen unos con otros y lo metes a congelar. 

Una vez congelado, lo sacas y ya están listos para comer.

Espero que te haya gustado y que te animes a probar alguno de ellos. Si tienes otros snacks saludables que nos puedas recomendar, ya sabes, déjanoslo en comentarios o en nuestras redes sociales.

¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una respuesta

  1. Me gusta tu receta, la cocina es mi amor ..
    y de verdad con todo lo que esta ocurriendo en estos momentos,
    los cambios sobre nuestra forma de comer nos efectara mucho..
    Una buena receta siempre ayuda 😉 .. mantente publicando mas
    contenido como este.. somo muchos los que queremos sabermas…
    Muchos saludos desde Republica checa !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Guía de Tallas

Talla

NB

0-3 meses

3-6 meses

6-9 meses

9-12 meses

Altura (cm)

56

62

68

74

80

Pecho (cm)

41

43

45

47

49

Cintura (cm)

41

43

45

47

49

Cadera (cm)

42

44

46

48

51

Peso (kg)

5

6

7.5

8

9.5